Nota de la autora

 

El propósito de esta página es rendir homenaje a una persona que puso el Señor en la Iglesia para iluminarla, para guiarla, para ser ejemplo de vida cristiana, de santidad, de humildad. El cardenal Confalonieri dijo, el día de los funerales del Papa Luciani, que " ha pasado por la Iglesia y por el mundo como un cometa vertiginoso que deja una ráfaga de luz inextinguible, como un relámpago de esperanza que deja encendidos los corazones ..."

¿ Qué dejó a su paso este " cometa de Dios " ? Nos dejó con ganas de ser más buenos, de amar más al Señor, a la Iglesia, al prójimo. Hay historias de llamadas al sacerdocio, de gracias recibidas por su intercesión, de curaciones, de conversiones. Y ésto último me toca muy de cerca, ya que pasé casi cinco años alejada de la Iglesia. A partir de su pontificado, de su ejemplo, mi vida cambió y, desde entonces, nunca más abandoné mi fe católica.

Quiero dar gracias a Dios por haber puesto a Juan Pablo I como maestro y pastor de la Santa Madre Iglesia.

¿ Quién dijo que sus 33 días no fueron necesarios ? " Mis caminos no son los vuestros ", dice el Señor.

Gloria C. Molinari

 

 


        

Home | Galería fotográfica | Biografía | La familia del Papa | Nota de la autora | Links | Beatificación | Bibliografía | Anécdotas | La voz del Papa | Por los caminos de Dios | El cónclave | Juan Pablo I y la prensa | Enseñanzas | Trabajando juntos

 

 

GCM 2000